Entra con tus redes sociales

O entra con tu cuenta M3

Cómo crear un huerto aromático en casa

Santiago Guzmán Montaño

|

El placer de preparar deliciosos platillos y recurrir a hierbas aromáticas recién cortadas es algo que disfrutan plenamente las personas que gustan de la cocina. Esto es algo que agradecen, más aún si viven en un pequeño departamento donde predomina la falta de espacio.

Sin embargo, esto no es motivo para privarse del gusto de preparar un fresco té relajante, darle a un guisado el toque personal con una hoja de laurel o de albahaca, incluso, una ramita de cebollín para la ensalada, todo cosechado con nuestras manos en un mini huerto de hierbas aromáticas.

En un espacio reducido puedes crear un huerto dentro de casa, por ejemplo, aprovechando las ventanas u otros espacios con suficiente luz para el cultivo de hierbas en macetas.

Ventajas de tener un mini huerto en casa

• Es una fuente viva de aromas y sabores
• La mayoría es de talla pequeña y requiere poco espacio para su cultivo
• Un gran número de ellos son perennes, bienales o se cultivan como plantas perennes
• No se necesitan grandes recursos, especialmente si se cultivan ecológicamente de manera orgánica
• Son ornamentales, ofrecen fragancias, colores, formas diferentes que alegran el espacio y tienen usos múltiples
• Son magníficas plantas acompañantes de otros cultivos y algunas ejercen el control biológico de plagas y repelen insectos.

El mejor sitio donde se pueden ubicar las macetas con plantas aromáticas es en la cocina porque necesariamente será un ambiente iluminado, en todo caso, hay que colocarlas alejadas de las hornillas y del horno o de cualquier otra fuente de calor, las altas temperatiras sumadas a la falta de ventilación pueden afectar negativamente a nuestras plantas aromáticas.

Muchas de estas plantas necesitan poca cantidad de agua para sobrevivir, es mejor estar atentos con cada planta para su riego, así evitaremos que se ahoguen y se marchiten rápidamente.

Las plantas en maceta necesitarán más agua que aquellas sembradas en la tierra del jardín, durante su desarrollo se las habrá de abonar con un intervalo de 15 días para que crezcan mejor.

La forma, tamaño, ubicación, cantidad de plantas, la asociación de las mismas, los colores, aromas, en fin, el diseño que hagamos del huerto, depende de nuestros gustos, creatividad y necesidades o preferencias. Solo necesitas poner un poco de imaginación para poder diseñar tu propio mini huerto aromático.

En cualquier caso siempre es recomendable detenerse a pensar en el diseño inicial a partir de las condiciones y recursos del lugar seleccionado. Esto es básico para lograr una buena combinación de nuestras plantas.

En los diseños de huertos de plantas para uso culinario, las plantas deben ser bien ubicadas para un mejor desarrollo. Las plantas de mayor uso o que requieran mayor atención, como las que se siembran todos los años (perejil, apio, entre otras otras), se colocan en las orillas del contenedor.

Una vez que elijas el tipo de contenedor: maceta de barro, tubos horizontales, cajas o cualquier otro tipo de recipiente, solo requieres de buena tierra mezclada con arena y semillas de la especie que quieras cultivar. Cubre el contenedor donde plantes las semillas con una suave capa de tierra y al regar hazlo con delicadeza. Cuando la plantita germine y tenga un par de hojas, la debes trasplantar a un contenedor más grande.

Un buen consejo es que siembres en macetas separadas un conjunto de hierbas aromáticas que sean compatibles entre sí. En la primera puedes sembrar romero, tomillo, salvia, orégano y mejorana. En la segunda (más intensiva en riego y humedad) puedes plantar perejil, menta, albahaca y cebollín. Así tendrás dos plantaciones con especies de hierbas compatibles.

Además, otros consejos son: mucha luz (si las pones en el interior, el sitio deber muy luminoso), la primera maceta (tomillo, romero, etcétera) requiere poca agua, la segunda mucho más cantidad, asegúra un buen drenaje colocando piedras o tiestos en el fondo de las macetas, no abuses de los abonos si quieres que no pierdan su sabor y aroma característico, si cultivas en maceta utiliza en el desarrollo una vez al mes un poco de fertilizante líquido, resguarda tus plantas de las heladas, evita excesos de agua, poda después de la floración y aprende poco a poco a conocer las necesidades de tus plantas.

Para más consejos también puedes recurrir a un vivero y consultar con un especialista sobre contenedores largos donde puedas incluir 4 o 5 plantas y el mantenimiento de las mismas.

Cómo y cuáles especies puedes cultivar

Las especies que puedes cultivar pueden ser: albahaca, romero, orégano, hierbabuena o mejorana, menta, estragón, lavanda, laurel, comino, perejil, cebollín, salvia, tomillo, entre muchas más.

Las especies que elijas dependerán de la orientación de la ventana, si recibe sol en algún momento del día puedes plantar menta, tomillo, cebollín, orégano o pimientos.

Cuidados de las plantas aromáticas

Las plantas aromáticas necesitan luz, riego frecuente y mantenerlas lejos de vientos fuertes. Aquí, algunos tips para mantenerlas en buen estado:

• Observa continuamente tus plantas para prevernir plagas, si ya han sido afectadas, no apliques insecticidas, es preferible tratarlas con productos biológicos y caseros

• Luego de la floración, es bueno que despuntes las ramas, salvo que quieras obtener semillas de la planta

• Utiliza lo que recolectes inmediatamente o secálo, ya sea en horno o al aire libre, envásalo en recipientes herméticos y congela

• Si tienes una ventana con reja puedes aprovechar para colgar tus plantas. Utiliza macetas de plástico apoyadas en soportes bien sujetos a la reja.

El momento ideal para cosechar las hierbas aromáticas es justo antes de que florezcan, ya que es cuando tienen mayor cantidad de aceites esenciales y, por ende, condimentarán mejor los platillos. En cuanto al horario, lo mejor será a primera hora del día, cuando el sol esté bajo y no caliente demasiado. Por último, deben cortarse sólo las ramas sanas con una tijera bien afilada y si es una planta perenne, deberán dejarse brotes suficientes para que pueda seguir creciendo. Para conservarlas, envuélvelas por separado en papel de estraza, colócalas en bolsas de plástico y mételas al congelador. También puedes dejar un ramito de hierbas en un vaso de agua por unos días.

Si siempre quisiste cultivar tus propias hierbas aromáticas pero tu problema era la falta de espacio, ya no hay excusas, esta solución es ideal. Lo principal es que reciban abundante luz y ventilación.

Comparte ésta liga: http://www.metroscubicos.com/shrt/0zvxuo
"Las opiniones expresadas en los artículos y comentarios son responsabilidad de sus autores."
"Metros Cúbicos respeta la pluralidad de ideas y comentarios, en tanto no sean discriminatorios o lesivos a la identidad, raza, condición o dignidad de las personas."

Notas Relacionadas

Cómo cultivar plantas sin sembrarlas en tierra

Si te gusta sembrar plantas o cultivar legumbres, ahora puedes hacerlo en casa aunque no cuentes con un pedazo de tierra

Las 15 mejores plantas para tu casa

Te presentamos esta lista con las plantas más bonitas y fáciles de cuidar. Toma nota.

Cómo crear un jardín en tu departamento

Por pequeño que sea tu depa, también puedes contar con un área verde que requiere de un mantenimiento muy sencillo.

 
Arrastrame Arrastra esta imagen a tu Barra de Tareas para agregar este sitio ó da click aquí para agregar al menu de Inicio Cerrar